Real Jardín Botánico Juan Carlos I


Vaya al Contenido

Menu Principal:


Segundo informe de M.A. Llanos

Involucrarse > Colaboraciones


Del período prenupcial al post nupcial. 30 de Diciembre de 2010.


Es una mañana fría de Diciembre y aunque son poco más de las diez, el Jardín parece no haber escuchado el despertador y los sonidos persisten amortiguados, sumidos en el sueño del invierno, acurrucados entre las raíces o bajo las hojas que alfombran el suelo. Puede no ser la hora adecuada para dar un paseo, pero no deja de ser mágica por la frágil neblina que todavía queda, por la escarcha y la indiferencia aparente de la vegetación ocupada en su abrigo, en su defensa hasta la llegada de la luz y el calor.

No me resisto a reproducir unas frases de Loren Eiseley, que me vienen a la cabeza contemplando en esta hora el Jardín y a modo de presentación de este segundo informe:

El agua ha manado simplemente del vapor en su tenue invisibilidad, en la noche celeste para darse forma. No hay más razón lógica para la existencia de un copo de nieve de la que hay para la evolución. Es una aparición de ese mundo de misteriosas sombras más allá de la naturaleza, de ese mundo último que contiene – si algo contiene- la explicación de los hombres y los barbos y las hojas verdes.

La confección del listado de aves del Jardín Botánico de la Universidad de Alcalá de Henares, es un espacio abierto a la colaboración de cuántas personas quieran participar con el envío de observaciones que no se encuentren incluidas en la lista sistemática de especies que se reproduce al final del texto. Me atribuyo gratuitamente el grado de coordinador del mismo, con la única finalidad de recoger y centralizar los datos recibidos, agradeciendo de antemano las ayudas recibidas. Alberto Sobrino, ha tenido la generosidad de enviar fotografías sacadas dentro del Jardín, que muestran al menos tres especies no registradas; Zampullín chico (Tachybaptus ruficollis), Focha común (Fulica atra) y Codorniz (Coturnix coturnix).

Sería deseable que, si algunas personas más se decidieran a participar de este modesto estudio, pudiéramos confeccionar una especie de página con mayor atractivo visual y conseguir que el listado se ajuste más al número de especies que hayan podido ser observadas dentro del espacio que nos ocupa, pues la relación resultante, todavía me parece poco ajustada por escasa a la realidad. Se trata sencillamente de una llamada para los pajareros, siempre generosos, de hacer un trabajo común para un lugar cuyo disfrute a todos nos pertenece.




* * *




El día 16 de Marzo, una fecha tardía, observo la primera Golondrina sobrevolando la alberca que suelen utilizar para beber junto a los Aviones comunes. Estos volaban desde varios días atrás, entre el jardín Botánico y el hospital Príncipe de Asturias. Pronto llegarán los Vencejos que son los emigrantes más tardíos y cuya primera cita anotaré el 24 de Abril.

Ese mismo día, observo una hembra de Ánade real con una sola cría en el estanque pequeño. No es habitual una descendencia tan escasa, lo que me hace pensar en la depredación sobre los pollos por parte de los gatos del parque, cada vez más numerosos y confiados. Un registro en el parque Juan Carlos I, de una hembra con 16 pollos marca la diferencia extrema, pues tan poco es común una prole tan numerosa.

A mediados de Abril, todas las aves que pasarán el verano en España, no solo han ubicado ya su lugar de residencia, también han comenzado la construcción de sus nidos. Además de las aves mencionadas, aparecen Ruiseñores, Abubillas, Currucas zarcera y carrasqueña, así como Papamoscas gris y cerrojillo, siempre estos últimos más numerosos en ambos pasos, que utilizan el Jardín como lugar de descanso y despensa, pero no anidarán pues prefieren zonas con temperaturas más frescas.

Con el inicio de la primavera, han aparecido especies como el Acentor común y he podido registrar la presencia de una pareja al menos de Agateadores que casi con toda probabilidad, podrían reproducirse en el parque al observar un ejemplar finalizando Mayo.

A primeros de Junio, Adolfo me informó de la presencia de un Críalo que permaneció al menos un día. Estas observaciones accidentales tienen una importancia relativa, descontando la satisfacción del observador, ya que las aves terminan por encontrarse en multitud de lugares donde no se esperan, pero al tratarse de un ave que aún siendo común, no se deja ver con frecuencia, quisiera hacer mención a un dato curioso que guarda relación con Alcalá. Francisco Bernis, refiriéndose al Críalo, dice en su libro “Nombres vernáculos de aves”, que en Alcalá se le denominaba “carrión” en el siglo XIX y como aportación personal añado, que en la Capadocia turca se le asocia con la mala suerte, según la versión de unos pastores con quienes estuve pasando una mañana. Es posible, que la consolidación de árboles y arbustos, contribuya a convertir en hechos más habituales estas novedades accidentales, así como la ausencia de molestias o la presión moderada de los visitantes.

Cuento ocho lugares con presencia de Ruiseñores durante la primera quincena de Junio, antes del paréntesis que se produce en los meses de Julio y Agosto. Meses vacacionales, sin observaciones ni información que puedan proporcionarme las personas que trabajan durante este período.

En la segunda quincena de Septiembre, la presencia de Papamoscas comienza a incrementarse sobre todo Papamoscas cerrojillo ( Ficedula Hypoleuca), hasta alcanzar un pico máximo de 26 ejemplares el 5 de Octubre, siendo mucho menor el número de Papamoscas gris ( Muscicapa striata), 3 ejemplares en la misma fecha. Las poblaciones se reducen a partir de la segunda quincena.

El mes de Octubre resulta interesante en el movimiento de las aves, con presencia de aquellas que tienen pendiente el viaje hacia sus zonas de invernada como Currucas, Papamoscas, Mosquiteros y Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus). Varios ejemplares de esta especie hasta finales de mes y los fieles invernantes que han comenzado a llegar Petirrojo (Erithacus rubecula), Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) y Zorzal común (Turdus philomelos). El día 13 de Octubre, tengo la oportunidad de asistir a un interesante espectáculo en el lago del Jardín, por la variedad de especies que se desplazan entre las aneas y los sauces de las orillas.

La especie más numerosa es la Curruca capirotada (Sylvia atricapilla) junto con Mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli) y ¡oh sorpresa! una hembra de Escribano palustre ( Emberiza schoeniclus)y una pareja de Lavandera cascadeña ( Motacilla cinerea ), especies ambas que observo por primera vez en el recinto. La algarabía y la diversidad de especies, obedece a un momento afortunado dentro de una fenología normal.

Resulta llamativo el comportamiento de las Currucas que forman grupos relativamente numerosos en lugares con abundancia de mosquitos, y pude asistir en otra ocasión a una escena similar en el parque de Juan Carlos I en una fecha parecida, donde la excitación de la caza, las volvía confiadas.

También llega en Octubre la Garza real (Ardea cinerea) a posarse en las aguas someras del estanque y esperar fortuna con los peces. No he podido confirmar la nidificación de la Polla de agua (Gallinula chloropus) a pesar que al menos dos parejas se desenvuelven entre el carrizo.

A partir de Noviembre, bandos de Gaviota sombría (Larus fuscus), Gaviota reidora (Larus ridibundus) y Garcilla bueyera (Bubulcus ibis), sobrevuelan el Jardín a primeras horas de la mañana, con la ocasional presencia de alguna Cigüeña. Las Garcillas proceden seguramente del humedal de Meco que utilizan como dormidero. También parejas o tríos de Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) vuelan en dirección sureste y uno de ellos (siempre hay una primera vez), decidió posarse sobre el murete que rodea el estanque el día 14 de Diciembre.

Diciembre se acaba. Es tiempo de silenciosa quietud vegetal, de luz difusa, de nieblas y heladas, es simplemente invierno y hay pájaros, plantas y flores habituadas al frío que continúan regalándonos sus vuelos y sus colores. Una época de indudable interés para los aficionados a las aves.



* * *




En el Jardín Botánico, se han terminado las obras del edificio principal y con ellas, el trasiego de vehículos y materiales que suponían molestias para los pájaros. Los permanentes trabajos de acondicionamiento que se realizan, no tienen ese impacto negativo y en la medida que los árboles y arbustos alcancen un mayor porte y queden restaurados los distintos hábitats, las aves gozarán de mayor tranquilidad y disponibilidad de alimento.

El Jardín Botánico, cumple unas funciones específicas en la conservación de sus múltiples especies vegetales, que actúan a su vez como reclamo para atraer a los pájaros, por la escasa presión humana, como zona de refugio y descanso, como despensa. Es un proceso que lleva su tiempo y los resultados dependerán de la misteriosa querencia que las aves decidan otorgarle y las buenas condiciones de conservación.





Hemos añadido veinticinco nuevas especies a las ya reseñadas en la primera lista.


Listado de Especies

ZAMPULLÍN CHICO
Tachybaptus ruficollis
Ocasional

CORMORAN GRANDE
Phalacrocorax carbo
Invernante

GARCILLA BUEYERA
Bubulcus ibis
Sedentario

GARCETA COMÚN
Egretta garzetta
Invernante

GARZA REAL
Ardea cinerea
Invernante

CIGÜEÑA BLANCA
Ciconia ciconia
Estival- sedentario-

ÁNADE REAL
Anas platyrhynchos
Sedentario

MILANO REAL
Milvus milvus
Ocasional-sedentario

CERNÍCALO VULGAR
Falco tinnunculus
Sedentario

PERDIZ ROJA
Alectoris rufa
Sedentario

CODORNIZ
Coturnix coturnix
Estival

POLLA DE AGUA
Gallinula chloropus
Sedentario

FOCHA COMÚN
Fulica atra
Ocasional

GAVIOTA REIDORA
Larus ridibundus
Invernante

GAVIOTA SOMBRÍA
Larus fuscus
Invernante

PALOMA TORCAZ
Columba palumbus
Sedentario

PALOMA BRAVÍA
Columba livia
Sedentario

TÓRTOLA TURCA
Streptopelia decaocto
Sedentario

CRÍALO
Clamator glandarius
Estival

COTORRA ARGENTINA
Myopsitta monachus
Sedentario

VENCEJO COMÚN
Apus apus
Estival

MARTÍN PESCADOR
Alcedo atthis
Invernante

ABUBILLA
Upupa epops
Estival

GOLONDRINA COMÚN
Hirundo rustica
Estival

AVIÓN COMÚN
Delichon urbica
Estival

PITO REAL
Picus viridis
Sedentario

LAVANDERA BLANCA
Motacilla alba
Invernante

LAVANDERA CASCADEÑA
Motacilla cinerea
Sedentario

ACENTOR COMÚN
Prunella modularis
Ocasional

PETIRROJO
Erithacus rubecula.
Invernante

RUISEÑOR
Luscinia megarhynchos
Estival

COLIRROJO REAL
Phoenicurus phoenicurus
En paso migratorio

COLIRROJO TIZÓN
Phoenicurus ochruros
Invernante

MIRLO COMÚN
Turdus merula
Sedentario

ZORZAL ALIRROJO
Turdus iliacus
Invernante

ZORZAL COMÚN
Turdus philomelos
Invernante

CURRUCA CARRASQUEÑA
Sylvia cantillans
Estival

CURRUCA ZARCERA
Sylvia communis
Estival

CURRUCA CAPIROTADA
Sylvia atricapilla
Invernante

CURRUCA CABECINEGRA
Sylvia melanocephala
Sedentario

MOSQUITERO MUSICAL
Phylloscopus trochilus
Estival

MOSQUITERO COMÚN
Philloscopus collybita
Invernante

REYEZUELO LISTADO
Regulus ignicapillus
Invernante

PAPAMOSCAS CERROJILLO
Ficedula hypoleuca
Estival- en paso

PAPAMOSCAS GRIS
Muscicapa striata
Estival- en paso

HERRERILLO COMÚN
Parus caeruleus
Sedentario

CARBONERO COMÚN
Parus major
Sedentario

CARBONERO GARRAPINOS
Parus ater
Invernante

MITO
Aegithalos caudatus
Invernante

AGATEADOR COMÚN
Certhia brachydactyla
Sedentario

ALCAUDÓN MEDRIDIONAL
Larus meridionalis
Sedentario

ESTORNINO PINTO
Sturnus vulgaris
Invernante

ESTORNINO NEGRO
Sturnus unicolor
Sedentario

URRACA
Pica pica
Sedentario

GORRIÓN MOLINERO
Passer montanus
Sedentario

GORRIÓN COMÚN
Passer domesticus
Sedentario

PINZÓN VULGAR
Fringilla coelebs
Invernante

VERDECILLO
Serinus serinus
Sedentario

LÚGANO
Carduelis spinus
Invernante

VERDERÓN
Carduelis chloris
Sedentario

PARDILLO
Carduelis cannabina
Sedentario

Inicio | El Jardín Botánico | Actividades y participación | ACCESO | Proyectos | Involucrarse | Investigación - Universidad | Mapa de Sitio


Regreso al contenido | Regreso al menu principal